Si los astros se hubieran alineado para que todo saliera bien, el equipo de CU hubiera podido continuar con la maldición del 8vo. que elimina al 1o. en la liguilla. Sin embargo, hubo otros factores que se combinaron para que no sucediera el milagro. Que el árbitro se vistiera de color chillón y no de negro para confundir a los jugadores

Read more…