El mundo no se acabó en el 2000. Ni en 2006. Pero tal vez ahora sí. El fin de los tiempos está cerca, dragones y PRIranosaurios se retuercen de rabia, no habrá gel milagroso ni arca de la alianza partidista, perdón, celestial, que detenga los pasos del #Mesías#; es más, no habrá presupuesto para el

Read more…